Audi RS3 Sedán llega a México, prevalece la emoción en el segmento

La evolución que ha tenido la ingeniería en temas de desarrollo de plataformas, diseños, aerodinámica, etc. ha “facilitado” el camino para que marcas con linaje deportivo pongan en autos de serie trenes motrices que descienden de la competición, y además, continuamente evolucionan a favor del alto desempeño.

La gama RS de Audi es una de las más apegadas al motorsport, basta ver algunos de sus modelos o, en este caso, la llegada del nuevo Audi RS3 Sedán, un vehículo familiar que, en su segunda generación, muestra una bien intencionada evolución general pensada para destacar donde se pretenda analizarlo. Y ya habrá tiempo para eso, mientras, te cuento un poco de lo que este renovado sedán tiene para ofrecer sin importar que tu trayecto sea ir a la oficina, salir a carretera con tu familia, o divertirte en un track day.

Audi RS3 Sedán: Familia inconfundible
La marca de los cuatro aros ha entendido que para destacar en un segmento donde las demás marcas premium buscan tener igual o más protagonismo, es necesario contar no solo con diseños o estéticas impresionantes, apartados en los que el RS3 Sedán por sí solo destaca no solo por el color Kyalami green de la carrocería, sino que además adiciona funcionalidad en la mayoría de los componentes exteriores:

Enorme parrilla Singleframe: amplia, sofisticada e imponente, lista para ayudar a que el motor respire sin restricciones.
Ventilación para frenos delanteros en las salpicaderas
Faros Matrix LED con luz diurna digital con detalles RS3 y bandera a cuadros iluminados al momento de la apertura del vehículo.
Rines de 19”.
Accesorios exteriores en fibra de carbono.